sábado, 25 de julio de 2015

El Bebe, mi hermanito César - por Helwa Calvo


Helwa Calvo

“El Bebe”, mi hermanito César.

“Mañana me esperará su sombra
 Poblada  de violines y de apagadas lunas."

      "Recuerdo”
       
                 César Calvo Soriano (Poemas bajo Tierra) 1960


Bita, Graciela Soriano de Calvo y César, "el Bebe"

Era todavía muy pequeña, tenía solo un año y ocho meses  y…  
una noche de pronto brilló una estrella rompiendo la densa oscuridad… había llegado él, si… mi mamá había traído a casa 
un hermoso  bebé, un muñequito precioso, sonrosado y de grandes ojos vivaces, con cabello rubio y labios casi rojos.Yo era muy  feliz con el pequeñito, casi tanto como mis padres, nunca había imaginado tener un hermanito tan lindo, permanecía junto a su cuna mirándolo extasiada durante horas y horas y solo me alejaba 
para avisar que se había movido,  que había hecho alguna mueca, 
o dormía demasiado y no es que me acuerde 
por supuesto, es que mi padre, mi mamá y mi tía Consuel  
me lo contaron muchas veces.
Todos le decíamos “El Bebe”, siempre dulce, bello, inteligente, cariñoso y risueño; 
cualidades que no perdió con el paso de los años.  
Bita, Guillermito, Graciela Soriano de Calvo, Nania y César

Fue un hombre encantador, de risa fácil y sonoras carcajadas que  repartía y regalaba sus versos, así como su alegría.  
Hasta  hoy, mi hermanito César es ayuda y  consuelo  para todos.
Amado por su familia y amigos, devolvía con creces el amor recibido queriendo y preocupándose por todos, con infinita generosidad.  Su vida fue una continua entrega de amor aquí y en todo pueblo o ciudad del mundo a donde llegó; conquistó y amó 
a muchas mujeres que no conocerán el olvido; tuvo innumerables y queridos amigos, ayudó a tristes y olvidados y nos amó principalmente a nosotros, a su familia: a sus padres y abuelos, tíos, primos, sobrinos y sobrinos-nietos y a sus once hermanos.

César Calvo

Después de la enfermedad y muerte de nuestro padre, Angelito el menor de los hermanos varones se quedó aquí en Lima y César viajó muchas veces a la selva para dar recitales, para trabajar y especialmente para ver y cobijar a nuestros pequeños hermanitos que vivían allí. Su llegada era para ellos una fiesta, sus amigos conocían a Iván, Rocío y Tatiana porque siempre que podía iba con ellos a sus presentaciones.

César Calvo de Araújo, el " Pintor de la Selva"

El Bebe conoció la magia y el misterio de la selva desde niño por las historias fantásticas que contaba el Barbón, nuestro padre, 
con gran realismo. Él fue muy amado por César como padre, amigo y artista; siempre estuvo pendiente de su vida y de sus triunfos, 
lo respetó y admiro mucho a pesar de dolerle tanto su ausencia y todo esto gracias a mi mamá, que nos sembró en el alma desde pequeños la semilla del amor y con su ejemplo nos enseñó a amar especialmente a nuestro padre, cuidó esa semilla con gran esmero y la cultivó a través de los años; por eso para César 
como para todos nosotros, él fue siempre una figura importante, querida y necesitada.

Tia Consuel Soriano Montoya

De los hermanos de mi mamá, Consuel  era para el flaco César su tía más querida, su tía buena, su tía inteligente y dulce, su compinche y la que siempre tenía tiempo para escucharlo, mimarlo y darle un consejo cuando se lo pedía… ¡Ah!...  y su tío Shalvita, como le decía al tío Salvador, era muy especial para él; aparte de ser su doctor de cabecera, era su amigo y confiaba mucho en él, en sus conocimientos, en su cariño y en su experiencia.

Dr. Salvador Soriano y Don Víctor Fuentes Soriano

Papá Víctor, que en realidad era nuestro abuelito, fue su imagen paterna, su padre siempre presente, su apoyo, su amigo incondicional y un permanente modelo que él sentía inalcanzable; lo quiso muchísimo y sufrió enormemente su partida.

César, Graciela y Guillermo

El flaco César fue el mejor hijo del mundo, cuando nos dejó quedó una valla demasiado alta, imposible de  alcanzar, nosotras hicimos lo mejor que pudimos, pero principalmente fue Guillermo el que más se esforzó  para lograr llenar ese gran vacío. César tenía 
con mi mamá una conexión muy grande y muy especial, 
una comunicación telepática increíble, por ejemplo bastaba que ella se enfermara, aunque solo fuera una simple gripe para que él llegara a su lado no importando donde estuviera, sea Europa, Iquitos o Barranco, tampoco interesaba que la musa que 
lo acompañaba fuera la más bella e inteligente, igual corría al lado de mi mamá; luego nos llamaba a Nanya y a mí : “La madrecita está enferma,  pero no te preocupes Guillermo le da sus remedios y yo ya estoy aquí, ya llegué”…  entonces él se ocupaba de todo: compraba, limpiaba, cocinaba, lavaba, planchaba, 
le llevaba la comida a la cama, la arropaba y se sentaba a su lado 
a contarle historias reales o ficticias, haciéndola reír y cuidándola con la misma ternura que ella siempre nos entregó.

Isabelita,César y Guillermo
Bita, Graciela y Nania

Cuando era él quien tenía alguna desilusión o una pena, corría
al lado de mi madre…  y… tal como hacía cuando era niño, 
se sentaba en el suelo…  ponía la cabeza en su regazo, hablaban y hablaban y bastaba el calor de su mano acariciando su cabeza 
para que se recuperara y acababan los dos riéndose a carcajadas.

César Calvo en La Habana - Cuba.

Y… se fue “El Bebe”, su partida fue tan…terrible, tan inesperada, todo fue tan irreal…  tan lacerante.  Y aún fue más extremo, mas durísimo…  cuando mi mamá nos hizo ver con irremediable claridad que él era irreemplazable…  diciéndonos entre sollozos: 
“¿Y ahora quien cubrirá mi cara de besos? 
¿Quién me cargará y me dará vueltas?”
Ahora quiero creer…  mejor dicho creo, que los que se han ido antes estarán rodeando al flaco César: mi mamá,  Papá Víctor, 
el Barbón, también tío Salvador, tía Consuel, la abuelita Rosita 
y muchos más, todos los que lo querían  estarán escuchando 
las increíbles historias que él sabía contar y todos se reirán….
Y reirán  hasta llorar de risa.

Helwa Calvo

------------------------------------------

Edita Dr Guillermo Calvo Soriano de Lima - Perú.


------------------------------------------

viernes, 24 de julio de 2015

César Calvo - Vasos Comunicantes - poesía




VASOS COMUNICANTES - poesía - Vídeo
------------------------------------------

VASOS COMUNICANTES - poesía 
Vídeo en pantalla completa :

https://www.youtube.com/embed/5yBnW9pcRKI

------------------------------------------



Powerpoint

Inscribirse gratuitanente en Scribds en

César Calvo - Vasos Comunicantes - poesía by guillermo calvo soriano

bajar como Powerpoint para oír la voz del Poeta laureado.


------------------------------------------

VASOS COMUNICANTES poesía

No ignoramos el nombre del que rige, cobarde y fácil, 
torvo, pasado irreprochable, 
en nuestra memoria los látigos no olvidan el rumor de la sangre 
y bajo los faroles, Lima de mis amores, corre un río bermejo que no se secará.
Porque el aturdimiento tiene un boca dulce y otra larga,
una voz que se acaba en el espejo del día subsiguiente, y no lo sabe
y habla de sagrados deberes de orden establecido.
Conocemos el verdadero nombre del Oscuro 
que nos venda los ojos y las manos.
La casa de la infancia, por ejemplo,
¿para qué se pintaron de verde las paredes, se alfombró, 
se murió, se fue dichoso?
Dicen que fornicamos demasiado, que nos gusta escribir hasta el alba 
y dormir como gangsters 
y que somos indignos de pasar por la vida. 
Ah, si dejaras a tu suave novio como a un árbol, plantado
frente a su casa propia, de preferencia cerca al mar, 
te dirian "pierde Ud. el tiempo de una manera ingenua, señorita,
no se devista con aquel poeta, asegure con otro su vejez", 
y de seguro tu padre te hablaría del amor, te hablaría
de cierta acompasada mecedora de mimbre
y tú confundirías una vez más la vida con la siesta 
y aquí no pasó nada, todo sigue en su sitio,
salvo, naturalmente, la memoria de tu virginidad, querida, la noche
irreparable que resistió hasta el alba el doble peso del enigma.

César Calvo

César Calvo , Premio Nacional de Poesía del Perú declama 
"Vasos Comunicantes", 
de su libro "Pedestal para Nadie" 1972, 
gracias a la cineasta Nora de Izcue quien rescató la grabación 
en La Habana - Cuba. 
En homenaje al día de su cumpleaños, 24, 25 y 26 de Julio del 1940.

------------------------------------------

Edita Dr Guillermo Calvo Soriano de Lima - Perú.

gcalvo77@yahoo.es

------------------------------------------